8 HERRAMIENTAS DIGITALES PARA EDITAR CUESTIONARIOS ONLINE Y RUBRICAS

//ift.tt/1Wouonw
Desde la antigüedad, Sócrates promovía
el aprendizaje a través de preguntas y respuestas dialogadas en grupos de
personas. Organizaba instancias de debate a partir de preguntas muy bien
estructuradas. A través de este método llamado mayéutica, se adquiría el
conocimiento más relevante que elevaba la mente y enriquecía el espíritu. El
aprender a través de preguntas era lo que buscaban los filósofos y pensadores
de la Grecia Clásica. Con el correr del tiempo, los debates socráticos fueron
evolucionando hacia debates evaluados a través de preguntas y respuestas
interactivas, metodología muy utilizada para aprender y reforzar los aprendizajes
más relevantes entre profesores y estudiantes.

En este post, revisaremos 5
instrumentos digitales que permiten realizar evaluaciones interactivas que, a
su vez, recogen los resultados para su posterior análisis.
Veamos entonces…

¿Ha probado alguna vez evaluar a
sus alumnos utilizando cuestionarios interactivos?



Los cuestionarios corresponden a
un conjunto de preguntas que deben ser contestadas en un examen, prueba o
encuesta. Su carácter de “interactivos” se les atribuye ya que permiten la
interacción entre dos o más personas.  



Éstos
suelen ser dinámicos porque demandan el compromiso del alumno, son sencillos de
usar y entregan los resultados de manera fácil, lo que permite su  posterior análisis.  Ya con esto, es posible integrarlos en
procesos de evaluación continua, en los cuales se pueda vincular la autoevaluación
y evaluación entre pares junto a pruebas estandarizadas, ajustándose a la necesidad,
realidad y contexto digital de los estudiantes.


Es posible utilizarlos para
repasar temas ya vistos en clases, valorar los conocimientos de los alumnos o como
herramienta de autoevaluación.


Esta última idea me hace mucho
sentido si queremos que los alumnos se involucren en su aprendizaje… La
autoevaluación interactiva, por su innovación y posibilidades de evaluar
diferentes conocimientos, es una excelente opción para quienes quieren saber
cuánto han aprendido. Invítelos a que elaboren sus propios test como estrategia
de autoformación y preparación al estudio.


1.-Google Forms: Dentro de las herramientas de
Google DRIVE están los formularios. Éstos son encuestas o test en línea, que
permiten tabular los datos recogidos y generar análisis una vez respondidos.
Permite el trabajo colaborativo en el diseño y el envío por correo de las evaluaciones.
Esta herramienta está disponible para todos los usuarios de Gmail. Ha
evolucionado muchísimo estos últimos años en cuanto a su gráfica y potencial de
las herramientas que permiten editar cuestionarios. Es gratuito y su uso es bastante
intuitivo.

2.-Quizbean  es una herramienta para crear
test y cuestionarios en línea. Su gráfica es atractiva para estudiantes
y permite el almacenamiento de resultados a lo largo de un período escolar, vinculando
los resultados obtenidos a cada alumno. Esto 
facilita el análisis de los avances y la promoción de estrategias de
mejora. Permite cargar las listas de alumnos por curso y enviarles un enlace
para la respuesta de los cuestionarios en línea. En su versión gratuita ofrece
3 cuestionarios para 26 estudiantes y uso ilimitado en clases
para poder emitir informes y análisis.

¿Qué otras aplicaciones hay para dispositivos
móviles?

Siempre que se quiera innovar por
estos días, es bueno remitirse a los dispositivos móviles. Las aplicaciones
desarrolladas están pensadas para el trabajo interactivo y autónomo de los
alumnos. Todas las apps que revisé se ven sencillas y fáciles de usar.

3.-Socrative:
 es
un sistema de reporte para la audiencia, basado en el sistema de clickers. La aplicación se carga en los
teléfonos o tablets, convirtiendo estos aparatos en clickeras. Éstas sirven para
“recoger” opiniones en clases, además de permitir editar preguntas para los
alumnos utilizando quizzes o preguntas de acertijos. Es muy sencillo de usar desde
la construcción de los exámenes hasta el uso durante clase. Requiere una buena
conexión a internet, sin embargo, la aplicación es multiplataforma y puede ser
utilizada incluso desde dispositivos móviles.

4.-Easy Assesment:  con esta herramienta es posible obtener y evaluar el desempeño de los alumnos
en cualquier contexto. Permite a añadir alumnos, grupos y desarrollar rúbricas
con espacios para escribir notas a los alumnos. Los resultados se pueden enviar
por e-mail y las evaluaciones se pueden
construir con archivos, vídeos e imágenes cargados en Dropbox.

Pautas de evaluación y rúbricas…
¿Qué herramientas digitales existen para editar rúbricas?

Las rúbricas son herramientas de
evaluación que permiten valorar de forma detallada las tareas realizadas por
los alumnos y los conocimientos y competencias adquiridos. En tablas o matrices
de valoración organizadas en su eje vertical (columnas), se detallan los
aspectos de la tarea u objetivos de aprendizaje que se van a valorar y en su
eje horizontal (filas), los criterios específicos que se utilizarán para
hacerlo. Las rubricas permiten determinar los objetivos y criterios que se
utilizarán para valorar los resultados de los alumnos. 


Las rubricas van a ser una
excelente herramienta web para evaluar aprendizajes. Veamos algunos ejemplos: 



1.-Quizstar y Rubistar: son plataformas sencillas que
permiten crear quizzes o test de
preguntas cortas y rúbricas. Lo interesante es que permiten crear bancos de
pautas para editar y reutilizar. Su gráfica no es llamativa ni atractiva, pero
Rubistar permite crear y consultar rúbricas de otros usuarios.

2.-Teachnology: ofrece distintos generadores de
rúbricas en función de los aspectos y materias que se desee evaluar. También
permite personalizar y adaptar plantillas de rúbricas ya creadas.

3.-iRubric: es un servicio que
ofrece www.rcampus.com. Permite a los usuarios crear una rúbrica que puedan guardar
y editar en cualquier momento.

4.-Rubimaker: permite diseñar rúbricas
clasificadas por niveles educativos y temas. Es muy intuitivo y sencillo de
usar.

Ya con estas recomendaciones
quedan todos invitados a aplicar, innovar, probar y desafiarse a si mismos con
nuevas estrategias de evaluación. ¿Quién dijo que no se puede?